Prendas y artículos para el descanso •  320 834 6078
Por compras superiores a $ 100.000 o más de 3 productos, obtén gratis una caja de regalo.

Para nadie es un secreto, que estamos pasando por uno de los veranos más calurosos en la historia. Hay algunos días en los que las olas de color nos hacen imposible dormir bien. Es por esta razón que hemos decidido reunir algunos trucos para que puedas dormir como un bebé.

Es un hecho que con las altas temperaturas dormimos peor. Los expertos explican que la principal razón es por que nuestro cuerpo esta acostumbrado a dormir en la penumbra y en la oscuridad acompañado de temperaturas bajas. Cuando estas suben no estamos preparados para sobrellevarlo y seguir con nuestro día a día con normalidad, y es que seamos honestos, ¿a quién le gusta estar a 45 grados sobre la sombra?

Todos quisiéramos pasarnos el verano metidos dentro de una piscina. Sin embargo, esta solución no es factible para muchos de nosotros. Por eso, sigue estos consejos para que no continúes teniendo problemas por las noches. Lo más importante es que es que nos hidratemos bien y evitemos hacer ejercicio a las horas en dónde el calor es peor (11 am- 3 pm) y tampoco podemos tomar el sol sin protección solar. La somnolencia, el agotamiento, los calambres musculares y los sarpullidos en la piel pueden ser síntomas de estrés térmico, causado por las altas temperaturas.

  1. Tomar agua es ESENCIAL

No debes esperar a tener sed para tomar agua. Intenta tomar entre siete y ocho vasos de agua al día, es decir aproximadamente unos dos litros de agua. Cómo además, sudamos más con el calor es muy importante tomar bebidas isotónicas para poder recuperar las sales minerales que perdemos.

 2. Habitación OSCURA

Es imprescindible que el sol no pegue en la habitación en donde vas a dormir. Procura mantener la habitación oscura tanto en el día como en la noche, abre la ventana para que circule el aire. De esta manera no sufrirás de calor concentrado cuando ya te vayas a dormir.

        3. Bebe algo FRÍO

Una bebida con hielo y cítricos antes de dormir bajará tu temperatura corporal, lo que te hará sentirte más relajado y predispuesto a conciliar el sueño.

4. Comidas LIGERAS

Las comidas ligeras favorecen la digestión y ayudan a mitigar los efectos del calor. Los mejores alimentos para consumir durante una ola de calor son los que aportan a nuestro organismo agua y que son refrescantes. Ejemplo: frutas, hortalizas y ensaladas.

        5. Refresca tu HOGAR

Si tienes aire acondicionado, siempre recuerda ser respetuoso con el medio ambiente y mantenerlo a una temperatura media de 25 grados. Además, durante el día puedes ayudar a que la temperatura no se eleve tanto en tu hogar bajando las persianas.

      6. No beber ALCOHOL

No consumas alcohol antes de dormir, pues este no favorece el descanso y por el contrario contribuye con la deshidratación. Una opción mejor es tomar refrescos o tés helados.

   7. La protección solar es IMPRESCINDIBLE

Estes o no al aire libre siempre debes usar protección solar para evitar quemaduras en tu piel y posteriormente la aparición de manchas y cáncer de piel. Cuando el sol esta más fuerte debes aplicarte mínimo tres veces al día protector.

     8. Dúchate con agua TIBIA

La ducha con agua tibia es de las cosas más eficaces que puedes hacer ya que si lo haces con agua muy fría tu cuerpo tendrá un choque térmico que nos aliviará en ese momento pero que después nos provocará un rebote que hará que tengamos muchísimo más calor.

    9. Lávate las manos 

Puede sonar una tontería pero lavarte las manos con agua fría disminuye tu temperatura corporal. Si te enfrías también las muñecas el efecto será mucho mayor ya que ahí la piel es muy fina y tenemos muchas venas lo que hará que el flujo sanguíneo se enfríe.

10. Utiliza una pijama FRESCA

Elige fibras de algodón que le permitan a tu piel respirar.

 

 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro newsletter
para recibir artículos sobre el sueño y el descaso

Gracias por suscribirte a nuestro newsletter