Prendas y artículos para el descanso •  320 834 6078
Por compras superiores a $ 100.000 o más de 3 productos, obtén gratis una caja de regalo.

Todos nosotros tenemos muchas creencias sobre el sueño, lo que no sabemos es que no todo lo que leemos o escuchamos es verdad. La gran mayoría de cosas son mitos, sin embargo, debemos investigar qué es realidad para así evitar que estas cosas nos afecten la calidad de nuestro sueño e incluso nuestra salud.

La Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos ha agrupado la lista de los mitos más comunes sobre el sueño. Aquí les vamos a explicar la realidad detrás de cada uno de estos.

  1. Roncar es un problema común (no hay nada de que preocuparse) mucha gente sufre de esto.

Realidad: Aunque roncar puede ser inofensivo para algunas personas, esto puede significar un síntoma de un trastorno de sueño my grave conocido como apnea del sueño. Si además de roncar estas sufriendo de somnolencia diurna debes consultar a un médico cuanto antes.

2. No importa si algunos días no duermes lo suficiente

Realidad: Los expertos señalan que los adultos necesitan entre 7 u 8 horas de sueño cada noche para poder cumplir con las exigencias del día. Cuando comenzamos a sacrificar horas de sueño por hacer otras cosas no tenemos el rendimiento ni los niveles de salud y seguridad óptimos.

3. Abrir la ventana, poner la radio a todo volumen o prender el aire acondicionado nos ayudan a mantenernos despiertos en la carretera.

Realidad: Estas ayudas son INUTILES y pueden poner el riesgo la vida de la persona que va al volante. si te sientes cansado y con sueño lo mejor que puedes hacer es parar y hacer una siesta de 15 a 45 minutos para recuperarte y volver a manejar.

4. Las bebidas con cafeína  me sirven para mantenerme despierto todo el día 

Realidad: Las bebidas con cafeína nos ayudan a mantenernos despiertos y con energía durante los primeros 30 minutos de haberlas bebido. Una vez pasado este tiempo dejan de hacer este efecto.  Lo mejor para mantenerte despierto y con energía es dormir entre 7 u 8 horas cada noche.

5. Creemos que sufrimos de insomnio porque nos cuesta trabajo quedarnos dormidos

Realidad: Aunque esto no es un mito, la dificultad de quedarnos dormidos es solo uno de los cuatro síntomas del insomnio. Se dice que una persona sufre de insomnio cuando: se levanta demasiado temprano y no puede volverse a dormir, se despierta frecuentemente y y se despierta sintiéndose cansado.

6. La somnolencia diurna la padecen aquellas personas que no duermen lo suficiente

Realidad: La somnolencia diurna es una condición en la que una persona se siente todo el tiempo con ganas de dormir. Esta condición no solamente la padecen los que duermen poco sino cualquier persona incluso alguien que siempre duerme entre 7 u 8 horas. Si cumples con el número de horas necesarias de sueño y te sientes con sueño durante el día debes consultar con un médico ya que esto puede ser un síntoma de apnea del sueño o de narcolepsia.

7. Enfermedades como la : diabetes, obesidad, hipertensión y depresión NO tienen nada que ver con la cantidad y calidad de nuestro sueño. 

Realidad: Varias investigaciones han encontrado una correlación positiva entre la cantidad y calidad de nuestro sueño con este tipo de enfermedades. Por ejemplo, cuando nos dormimos lo suficiente se reduce la secreción de la hormona de crecimiento lo que conlleva a un posible aumento de peso.

8. Entre mas viejo seas, menos horas de sueño necesitas  

Realidad: Aunque los patrones de sueño cambian a medida que envejecemos la cantidad de horas necesarias se siguen manteniendo igual. Las personas mayores suelen despertarse con más frecuencia en la mitad de la noche y podrían en realidad dormir menos, pero eso no quiere decir que sus necesidades de sueño sean menores.

9. Durante el sueño tu cerebro descansa 

Realidad: Nuestro cuerpo esta en reposo durante la noche. Sin embargo, nuestro cerebro sigue activo, se recarga, y sigue controlando muchas funciones del cuerpo como la respiración. Durante el sueño el cerebro recopila las memorias y recuerdos que tuvimos durante el día.

10. Si nos despertamos en la mitad de la noche, es mejor seguir en la cama, contar ovejas o dar vueltas hasta volvernos a dormir.

Realidad: Si nos despertamos en la mitad de la noche, lo mejor es intentar pensar en cosas que nos hagan sentir felices y relajados. Sea cual sea la técnica que uses, los expertos señalan que si después de 15-20 minutos no logras dormirte lo mejor es pararte de la cama y realizar alguna actividad relajante como: leer, escuchar música o alguna meditación mientras te duermes.

Suscríbete a nuestro newsletter
para recibir artículos sobre el sueño y el descaso

Gracias por suscribirte a nuestro newsletter